El Destino de Askri

Tapa El destino de Askri JPG.jpg

El primer bizek, un hombre llamado Zirko, trató de gobernar a todo un continente. Mil años después de su muerte, sus oscuros poderes aún residían en una pequeña piedra mágica. Cuando la reina Mara Nias de Askri, la ciudad en el océano, sintió que los bizek habían regresado, envió a un pequeño grupo de valientes, liderados por el antiguo capitán de la guardia real, el viejo Godfrey Ralus. Su objetivo era apoderarse de la mítica reliquia para así evitar una tragedia, la cual se encontraba custodiada por los guardianes de Badu-Mar, una legendaria ciudad en medio de la selva de Caruders. Pero en la búsqueda también se estaba Varek, un determinado joven bizek que aspiraba a terminar lo que Zirko no logró. Si el precioso objeto caía en sus manos, las consecuencias serían devastadoras para todo el continente Galeran.

El destino de Askri es una historia de fantasía épica y es la primera novela de la Trilogía Galeran. El destino comienza aquí.

Comprar en:
amazon_1.jpg
Trayecto logo.jpg

Reseñas 

Prensa

ins2.jpg
ins4.jpg
ins3.jpg

Mapa de Galeran

askrimap27.jpg

Personajes, lugares e historia

Reina Mara Nias

Reina_Victor-COLOR4 DEF.jpg
Mara Nias es la reina de Askri, la ciudad en el océano. Madre de Tara y Milena. Su esposo, el rey consorte Coru, falleció hace muchos años en el misterioso Valle de la Desolación. Mara es una mujer hermosa, de cabello rubio y ojos violeta. Solo su devoción por su pueblo supera su belleza. Los askrianos la conocen como 'la reina noble'. Mara posee poderes especiales, que le permiten percibir eventos futuros. Se dice que desciende de Lea y Mero, la pareja que fundó y reinó Askri, un milenio atrás. 

Plaza de los Dioses

Portada Va.jpg
La Plaza de los Dioses es un lugar de veneración para los askrianos, pues allí se encuentra la estatua de Lea, que fundó Askri junto a su esposo Mero. El bebé en su brazo izquierdo representa a todos los askrianos, mientras que la espada en su mano derecha demuestra el rol de Lea como su protectora. En la ilustración, es el capitán de la guardia real, Hans Tar, quien se encuentra ante la estatua. En la distancia están los majestuosos escalones dorados del castillo.
Los contenidos e imágenes de esta página web son propiedad de Víctor Morales ®